fbpx
A D A

CARGANDO

Por Micaela Bordes para Ada ITW

Desde el 11 de marzo del 2020 el mundo entero se paralizaba ante la declaración de pandemia por la OMS. En Argentina, el primer caso había aparecido apenas días atrás y marcaba el comienzo de una etapa en la que los trabajadores debieron rebuscárselas para salir adelante.

En nuestro país, una cuarentena que permitía solo comercios esenciales abiertos, obligó a buscar maneras de adaptarse a la nueva realidad y encontrar nuevos modos de llegar al público.

Antes de que golpeara la pandemia, ya la actividad económica argentina contaba con una de las peores tasas de inflación y dos años de recesión. Los rubros que se vieron más afectados por la situación mundial fueron aquellos donde era imposible evitar la acumulación y movimiento de las personas. El turismo, los espectáculos y los restaurantes fueron algunos de los sectores perjudicados. Estos últimos tuvieron una caída del 40% en el primer mes del ASPO (aislamiento social, preventivo y obligatorio) mientras que los hoteles redujeron la ocupación a cero en la Capital Federal. Estos números impactaron directamente en la economía del país que presentó una contracción económica de casi el 10%, apenas un punto menor del número registrado durante la crisis del 2001. 

Sin embargo, si bien ciertos sectores salieron damnificados, hubo otros donde la situación fue al revés y pudieron lograr mantener o hasta aumentar las ventas durante el 2020/21. Es ejemplo de esto Mercado Libre, que en un informe publicado en los primeros meses del año pasado registró 5 MM de compradores nuevos. Esto se debió al aumento masivo del e-commerce donde Argentina reconoció un crecimiento del 52% en las órdenes de compra.

El análisis engloba a Argentina, Uruguay, Brasil, Chile, Colombia y México e indica un crecimiento del 45% en las ventas en comparación con el mismo período del año anterior. 

No solo el negocio de las ventas online logró salir adelante, sino la industria tecnológica en general. La demanda de empleo registrada fue de un 2,3% mayor que en 2019 y 2.500 puestos quedaron vacantes. “Reinventarse” fue un concepto que sonó mucho desde el comienzo de la pandemia y hace referencia a la necesidad de las personas para encontrar nuevas maneras de acercarse a su público bajo las normas de este nuevo contexto que estamos viviendo hace ya más de un año.

El presidente de la CESSI (Cámara de la Industria Argentina del Software) explicó que se reciben muchas consultas del sector productivo sobre cómo volverse más digital, volcarse al comercio electrónico y atender clientes de manera menos presencial. Otro estudio presentado por Microsoft y D’Alessio IROL reveló que para el 79% de las pymes argentinas la tecnología fue esencial para atravesar la pandemia. En cuanto a la preparación y las posibilidades, menos de la mitad de las Pymes se sintió preparada para trabajar de manera remota y adaptarse a las ventas online. Las nuevas inversiones que hicieron en tecnología permitieron que en casos particulares las ventas aumentaran durante la cuarentena. También se registraron las herramientas tecnológicas más utilizadas: soluciones que permiten el teletrabajo (39%), nuevo hardware o software para realizar videoconferencias (38%), conexiones VPN (38%), virtualización de escritorios (30%), sitio web (25%), soluciones de nube (22%), venta por e-commerce y nuevo hardware (21%). 

La tecnología fue el gran salvavidas de esta crisis mundial que arrasó el 2020.

Es la herramienta que permitió mantener la conexión entre las personas y de alguna manera acortar el distanciamiento social tanto para actividades comerciales, educativas y personales. Es por eso que la industria IT va en crecimiento y año a año demanda más cantidad de trabajadores. Es tal la necesidad que cada vez se registran más casos donde empresas del exterior requieren empleados de Argentina para sus negocios ofreciendo trabajo remoto y salarios dolarizados. Es importante identificar que estas medidas no son momentáneas, sino que llegaron para quedarse. Invertir en tecnología garantizó a las empresas poder mantenerse y abrirse a nuevas maneras de llegar a los clientes. Las plataformas de videollamadas, el teletrabajo, el e-commerce son recursos que lograron acomodarse a las necesidades actuales y pisaron tan fuerte que de ahora en más serán una parte elemental del mercado laboral. 

 

¿Querés conocer nuevas maneras de reinventarte y sumarte a la industria tecnológica? Conocé un poco más sobre la programación aquí.

También te puede interesar