fbpx
A D A

CARGANDO

Agile

Las Metodologías Ágiles o Agile son muy usadas para la gestión de proyectos en todo tipo de sectores, pero ocupan un lugar especial en el corazón de las programadoras.

Por eso, tanto si estás iniciándote en este mundo como si ya tienes experiencia, es importante que sepas a qué nos referimos cuando hablamos de métodos ágiles y cómo te puede beneficiar comenzar a usarlos en tu día a día.

¿Qué son las Metodologías Ágiles?

Siempre hay un orden para hacer las cosas bien. En el mundo de la programación, no siempre fue fácil disminuir el riesgo de cometer errores y satisfacer las demandas de los clientes, hasta que nació el Manifiesto Ágil en 2001.

El manifiesto, que fue hecho por un grupo de programadores, reúne 12 principios para un modelo de desarrollo de software inteligente, centrado en la satisfacción del cliente y en la calidad. Así nació luego la Metodología Agile, que luego fue evolucionando debido a los nuevos requerimientos y avances tecnológicos en el mercado.

Es por eso que, al día de hoy, es común escuchar hablar de “metodologías” (en plural), ya que hay más de una variante de Agile.

Beneficios de usar métodos ágiles en programación

• Es posible enfocarse mejor en los entregables, dejando a un lado otros aspectos organizacionales de la programación que roban mucho tiempo.
Agile admite cambios en los requerimientos y hace más fácil adaptarse a ellos.
• Los cambios estructurales se reducen, ya que las metodologías ágiles hacen énfasis en el testing y las revisiones periódicas.
• Es posible predecir con mayor facilidad en qué “segmento” del cronograma de trabajo se pueden presentar inconvenientes o retrasos.
• Favorece la satisfacción del cliente, al dejarlo sentirse parte activa del proyecto.
• Se pueden anticipar costos inesperados.

¿Cuáles son las mejores Metodologías Ágiles para proyectos de programación?

Agile es, por naturaleza, un sistema de trabajo para el desarrollo de software. La principal diferencia es la escalabilidad que las distintas variaciones ágiles te pueden ofrecer como programadora.

Kanban, por ejemplo, puede ser un recurso útil para organizar el flujo de trabajo en proyectos de corto alcance, pero puede no ser la mejor opción si necesitas presentar grandes volúmenes de entregables (o pruebas beta) antes del lanzamiento final.

Kanban es un método de gestión de proyectos que se basa en tarjetas y etiquetas.

La idea es muy parecida a tener un tablero físico donde vas pegando sticky notes para saber exactamente qué tienes que hacer y cuándo.

Así que, pensando en una variable de Agile que te pueda ser útil para proyectos de programación de cualquier tipo, hemos elegido dos vertientes: Scrum y XP.

Estas son sus características:

Agile Scrum. Basado en formas de organización del trabajo donde se identifican primero las partes interesadas en el proyecto, se asignan roles y se crean equipos que, a veces, trabajan en dúos. Muchas herramientas para programadores de software se basan, por defecto, en Scrum.
Programación Extrema (XP). En XP, se trabaja sobre la base de entregas rápidas y ciclos de revisión corregir fallas o anticiparse a ellas. En las revisiones no siempre participa el cliente (al menos que tenga conocimientos de programación), pero sí uno o varios testers, que se encargan de identificar bugs y notificarlos, o contribuir con sugerencias para mejorar la experiencia del usuario final.

¿Cómo aplicar metodologías ágiles en proyectos de programación?

Como todo en la vida, siempre hay proyectos más complejos que otros o donde es necesario trabajar con un número mayor de personas, por lo que no solo se trata de elegir un método y “mirar por tu cuenta” cómo implementarlo, sino de preguntarte cómo puedes habilitar un entorno colaborativo.
Las programadoras siempre tenemos en mente ser eficientes y utilizar el menor número de recursos posible (el tiempo es el más valioso de todos), de modo que la mejor forma de comenzar a trabajar con metodologías ágiles es usando un Software de Gestión Ágil.

Un Software basado en Agile incorpora módulos de visualización en formato Kanban, Diagrama de Gantt, entre otros, con opciones para automatizar tareas, crear interdependencias, flujos de trabajo personalizados y funciones que, como programadora, te van a facilitar mucho las cosas.

Algunas herramientas incluso son gratuitas o incluyen planes de prueba que puedes usar para monitorear qué tan bien te va y decidir cuál encaja mejor en tu dinámica de trabajo.

Artículo realizado por Compara Software para Ada ITW.

También te puede interesar